Posturas en la playa que pensabas que nunca podrías conseguir

¿Posturas en la playa? Reconozcamoslo: hay un momento en nuestra vida en el que nos arrepentimos de no haber hecho más caso al profe de gimnasia cuando nos insistía en eso de la “flexibilidad”… Ese momento en el que nos queremos lucir delante de nuestra pareja con posturas imposibles… Ese momento en el que recurrimos al kamasutra.

“¡Qué difícil!” “¡Eso es imposible!” “¡Esa pierna no puede ir ahí!” “¿!La amazona invertida?! ¿¡Eso qué es!?”… Son las primeras cosas que se nos vienen a la cabeza cuando empezamos a investigar.

Aún así, con más miedo que ilusión, decidimos “ponernos a ello” con la esperanza de que no se nos desenrosque alguna extremidad con alguna de estas posturas en la playa

Sin embargo, y gracias a este post, ¡ese miedo va a desaparecer! La solución a todos nuestros males nos la trae, como no podía ser de otra manera, nuestro querido amigo el mar. Porque desde Playea te traemos la lista de las 10 posturas en la playa imposibles, que en el agua se vuelven posibles.

Así que ya lo sabes: coge a tu pareja, amiga, marido, o conocido; búscate una de esas playas tranquilas y apartadas que tenemos en Playea, y… ¡¡¡a practicaaaar!!!

1. El Barco

El Barco
“Aunque parece aposta, de verdad que se llama así”
Descripción: el hombre debe acostarse boca arriba mientras la mujer se sienta sobre su miembro, con las piernas hacia un lado y los muslos separados. En esta posición la mujer tiene todo el control.

2. Pierna en Alto

Pierna en Alto
“Si ya se llama así… prefería ir tranquilito en el barco”
Descripción: estando de pie, uno enfrente del otro, ella debe tomarlo por la nuca y subir su pierna izquierda hasta su hombro mientras él la penetra; sin duda una posición difícil debido a la gran flexibilidad que requiere.

3. La V Erótica

La V Erótica
“Erótica?… rotica va a acabar la pobre…”
Descripción: la mujer debe sentarse al borde de la mesa y él debe estar de pie enfrente de ella. Para poder comenzar el hombre debe tomarla por los glúteos mientras ella coloca sus dos piernas sobre los hombros de su pareja; una posición de acrobacias.

4. El Acordeón Erótico

Acordeón Erótico
“Dos palabras que jamás pensé que vería en la misma frase…”
Descripción: Esta posición es la única que intercambia los roles; él debe recostarse sobre la espalda y flexionar sus piernas hacia los hombros mientras ella se coloca por encima en cuclillas.

5. El Abrazo

El Abrazo
“¿Pero eso no iba después? ¡Qué lío!”
Descripción: Él debe cargar a la chica en brazos, agarrarla por los glúteos y atraerla hacia su cuerpo para iniciar la penetración. El contacto corporal es total y la excitación puede alcanzar límites extremos, pero también resulta una postura agotadora para mantenerla durante todo el encuentro… excepto para los playeros!

6. El Martillo Neumático

El Martillo Neumático
“Principal: tener buenos pulmones para aguantar la respiración…”
Descripción: La mujer tiene la nuca y los hombros en el suelo, pero el cuerpo en vertical, cabeza abajo, ayudando su apoyo con los brazos y las manos en sus riñones para sostenerse. El hombre se pone a horcajadas entre sus muslos y ayuda a la mujer a mantener la posición sujetando la pierna frente a él. Para penetrar, de arriba abajo, flexiona ligeramente las rodillas.

7. El Sátiro

El Sátiro
“Después de 7 posturas, un poco sátiro si que te acabas volviendo”
Descripción: Necesita encontrar un soporte: pared, cama o mesa, cualquier sostén puede servir para sujetar las rodillas o los pies. Su amante la ayuda cogiendo sus caderas: la penetración no es fácil por culpa de las piernas elevadas de la mujer, pero es muy profunda. De todas formas, la posición del sátiro no es para todos. El hombre tiene que ser suficiente musculoso para sostener el peso de su pareja y la mujer debe ser bastante flexible para a la vez estar cómoda y ceder su trasero al amante de la forma más generosa posible.

8. El Trípode Cojo

El Trípode Cojo
“Menos mal que el trípode va sin cámara… así nadie verá el ridículo que voy a hacer…”
Descripción: Los amantes están cara a cara, de pie. El hombre agarra la pierna izquierda de su mujer y la sostiene con la mano derecha, bajo de la rodilla. Ella adelanta sus caderas para facilitar la penetración y él tiende su pierna derecha debajo del sexo femenino. La pareja forma así un trípode inestable.

9. La Carretilla Tailandesa

La Carretilla Tailandesa
“Al final la chica se me ahoga. Te animo a que se dé la vuelta el chico”
Descripción: Para empezar, el hombre se levanta y la mujer se queda agachada. Él, de espaldas, la sujeta por las caderas con todas sus fuerzas hasta llegar a la altura de su cintura. Ella se sujeta con los brazos extendidos sobre el fondo. Para estar más cómoda, debe poner sus pies sobre los hombros de su amante. Ella no lo ve pero él puede contemplar todo el cuerpo de su mujer. Para penetrarla, necesitará doblar un poco las piernas hasta que su pene está frente a la vagina. En esta compleja postura, es menester que ella use toda su fuerza para guardar su frágil equilibrio.

10. Los Pies en la Tierra

Los Pies en la Tierra
“El título lo dice todo… déjate de tanto meneíto y vete acabando…”
Descripción: No importa dónde ni cuándo, “los pies en la tierra” sólo necesita que se esté de pié. La mujer da la espalda y oprime el vientre del hombre. Puede variar su inclinación para facilitar la penetración.

Como imaginamos que a estas alturas ya eres un experto…
¡Atrévete! ¡Cuéntanos cuáles son tus posturas en la playa favoritas y cuáles de ellas has hecho en el mar!