Algunas ideas y juegos sexuales de playa para refrescar tu verano

Y quien dice refrescar, dice encender… Pero es que está estudiadísimo! Resulta que un Informe de Durex sobre Bienestar Sexual afirma que las relaciones sexuales aumentan en las épocas cálidas Vamos, que lo de “la primavera la sangre altera”, parece ser que lo mantenemos bien calentito hasta el verano.

Y antes de que algunos hombres (porque reconozcámoslo: esto de presumir como un gallito es mucho más de hombres…) saquen “pecho palomo” y digan aquello de: “yo soy una máquina sexual los 365 días del año”, sabed que el tiempo medio semanal que los españoles le dedicamos al sexo es de ¡35 minutos! (Datos del Estudio Europeo sobre Satisfacción Sexual de Pfizer).

Así que, querido amigo chulipiscinas: o tienes un concepto equivocado de lo que es “máquina sexual”, o te recuerdo que el estudio habla de sexo en pareja…

Sea como fuere, y porque sabéis que en Playea estamos para ayudar, os proponemos 6 juegos sexuales de playa para “refrescar” los calurosos días de playa, aprovechando esa revolución hormonal que nos apodera, y con el fin de subir esa media semanal que tan poco favor hace a la ya famosa “furia española”.
Italianos y argentinos, se os acabó el chollo…

1. Yo te doy cremita, tú me das cremita…

Perro masaje

Reconozcámoslo: lo de la crema lo hemos inventado para tener una excusa para tocarnos. Siglo XXI y ¿todavía no hay una pastilla que nos haga inmunes al sol? Está claro que no nos interesa, porque donde este un buen roce de piel con piel que se quite la “ruta del bacalao”.
Así que ya sabes: calienta las manos, estira músculos, y recuerda la norma básica: el que toca primero, marca el nivel para el que toca después, así que… a jugar!

2. Ven. Acércate que quiero decirte algo…

Susurros en la oreja
No hay que olvidar que estamos en un paraje natural, tranquilos y relajados, así que la contaminación acústica es casi casi un delito. Por eso una cosa que no puedes dejar de hacer, es susurrar. Cualquier cosa que quieras decirle a tu pareja es mucho mejor que se la susurres.
Y claro, ya que estas tan cerca de su oído algún soplidito, o algún mordisquito no puedes dejar de hacerlo… Eso si, intentemos en esta fase ser un poco sutiles… La lengua succionadora intenta mantenerla aún en su jaula…

3. ¿Te importa que me apoye aquí?

Cristiano
Si no te importa a ti… Y es que es fantástico las licencias que nos permitimos en la playa. Tú ponte en la plaza mayor apoyando tu cabeza boca abajo casi en la entrepierna de tu chico o chica. En tres minutos estas desfilando para el cuartelillo. Así que… aprovecha!!!: quien dice la cara, dice la mano… quien dice apoyar, dice masajear… quien dice masajear, dice besar… ¿hace más calor ahora, o me lo parece a mi?

4. Excusas… excusas por todas partes…

kilos
Estas tumbado, sobre kilos y kilos de arena y piedra, y con mil trastos a tu alrededor, así que échale imaginación porque tienes mil excusas para acercarte y seguir jugando. Porque hoy todo va de eso: jugar, jugar y jugar. “Me pasas la crema?” “Uy! Perdona” “Voy a coger la… que bien te huele el pelo” “Pásame el… anda! Que fuerte estas ¿no?” “Trae que te sacudo que te estas llenando de arena: date la vuelta” “Tienes sed? Quieres que te refresque?”…

5. Ir al masajista? Para eso estoy yo aquí…

perro lame tortuga

Déjate de masajes tailandeses, ni camilla anti estrés… Coge a tu pareja, entérate bien que zonas de su cuerpo le gusta que le masajeen (no lo des por sabido!!) y ponte manos al obra. Eso sí, lo que “si duele funciona” en este caso no va así. Aprendamos a distinguir: grito = mal, gemido = bien. Si además ves como cuando masajeas tu pareja gime, y además se le estiran los dedos de los pies, vas muy pero que muy bien.

6. Ahora si: vente al agua, que aquí hago pie…

Darth Vader
Y es que las aguas híper cristalinas están sobre valoradas. Lo importante es que a dos metros de distancia no veas lo que hay. Así, lo que pasa debajo del agua, se queda debajo del agua.
Regla básica a la hora de poneros a jugar: lo importante son los hombros… Si los hombros no se mueven, parece que no ocurre nada de nada. Bueno… lo importante son los hombros, y tener buenos pulmones…

Venga no seáis tímidos! Contadnos cuales son vuestro juegos sexuales de playa favoritos!
¡Prometo ponerlos todos en práctica!