Quema la arena: formas de escapar a ese dolor del verano

Mes de julio. Playa de Levante. 14,00 horas… La verticalidad del sol es abrasiva. Necesitas un baño ya!! Decisión inapelable antes de seguir el proceso de licuado. Te desperezas.  Observas de reojo la mirada vigilante de tus vecin@s de toalla. ¡Quién dijo miedo! (te dices intrépid@) Tu pie derecho toca la arena y….ssszzzshhhhsszzz… ¡¡¡quemaaaaa!!!! Mucho. Pero mucho de… ¡¡coño cómo quema!!!

Es entonces cuando tu mente se pone a maquinar… ¿cómo llegar al agua con un mínimo de dignidad? En Playea, te traemos 7 estrategias infalibles para no quemars… ¡vaaalee! 7 estrategias infalibles para que no dejen de reírse de ti:

1. A lo Darth Vader

Darth Vader

“Respiración profunda y a por ello: inspiiiiras… expiiiiiras.. inspiiiiiras… expiiiras.. inspiiras… expir… inspi, exp,.. ¡¡coño como quemaaaa!! ¡¡Corre, corre, corre!!

 2. La Chulito de Gimnasio

Bruce Lee

“Resiste!, eres fuerte, intrépido como Chuck Norris… no hay dolor, no hay quemor… ¡¡La arena hirviendo está hecha para ti!! Lo importante es la cara. Si sonríes, nadie notará que ya solo te quedan muñones”

 3. A lo Teletubi

giphy (5)

“Uno, dos, uno, dos.. saltito, saltito, saltito… flexiona rodillas, separa piernas, abre los brazos… Tranquilo, nadie te está mirando…”

 4. ¿¿¡¡Y si repto!??

giphy (6)

(………(…(……)…)………….) mmmmm….. mejor no.

 5. El autoengaño

giphy (7)

“Es el momento en el que recuerdas esa frase de: si no puedes con tu enemigo, únete a él. Te advierto que aquí se está mu’ agustico…”

 6. A lo amante bandido

Futbol americano

“Jamás, en toda tu vida, has movido las caderas con tanto brío. Te acabas achatando tanto, que acabas adoptando la forma de una lata de Coca Cola espachurrada. ¡Olé que arte!”

 7. A lo “De a poco”

columpios

“Es el único momento del día en que te alegras que la playa este petada. Y el que ya sabemos porque las toallas las hacen cuadradas… ¡nunca pensaste que sus esquina te salvarían la vida!

¡¡Pero ahora tú no te escondas!! No vayas de digno porque sabemos que tú también has pasado por alguna de estas. Cuéntanos las que has liado para llegar a la orilla, sano y salvo.