Comer en la playa, rápido, rico y… barato

Llevamos todo el año deseando que llegue este momento y, por fin… ¡¡te vas unos días a la playa!!

Solo o sola, con la familia, con amigos, de viaje romántico con tu pareja… Para desconectar y relajarte, para dormir, para salir de fiestas todos los días, para conocer lugares increíbles, para desconectar… Hay muchas maneras de vivir la playa pero en todas ellas tendrás que comer. Y claro: no habrás hecho los preparativos, sufrido ese atasco, recorrido todos esos kilómetros y hecho ese esfuerzo para, después, pasarte todo el tiempo metido en la cocina: hay que comer en la playa!!

Y tampoco puedes someter tu bolsillo a las alegrías de comer y cenar todos los días fuera. Y es que, además, en la playa cambian los apetitos y las necesidades de nuestro cuerpo son otras, necesitando por ejemplo más hidratación que en otras épocas del año o una alimentación menos grasa donde tenemos alimentos del mar como el pescado al alcance de la mano.

Por eso te proponemos 7 recetas sencillas y ricas con las que lucirte este verano y que puedes (o no) comer en la playa. Son nuestras 7 mejores recetas playeras. A disfrutarlas!!

1.- Playitos fritos.

pescadito

Ingredientes: pescado / calamares/ sepia, jamón cocido, queso en lonchas, beicon.

Prepara algún pescado, o calamares o sepia cortándolos en dados o prismas del tamaño de uno o dos dedos. Prepara jamón cocido en tiras del mismo ancho de los dados y envuélvelos en cada loncha. Prepara unas tiras similares de beicon y de queso y envuelve los dados en ellos, pero en sentido contrario para que no se te desmonten. La capa más externa será la de beicon. Puedes incluir dentro algún pimiento, verde o rojo. Atraviésalos con un palillo para mantener su estructura. Fríe los rollitos playeros en aceite muy caliente y cuando estén, permite que se escurra el aceite sobre papel de cocina. Si comes en casa, sírvelos con tu salsa favorita. Si los vas a comer en la playa, espera a que se enfríen para meterlos en un recipiente adecuado.

Ingredientes: pescado / calamares/ sepia, jamón cocido, queso en lonchas, beicon.

2.- Ensayera (de ensalada + playera, ¡claro!)

ensalada playa

Ingredientes: 2 aguacates, salmón ahumado, queso mozzarela, piñones, aceite y sal.

Pela los aguacates y córtalos en dados. Corta el salmón ahumado en tiras y añádelo a los aguacates. Después, corta la mozzarela en dados y añádela a la ensalada. Cubre el tupper con el recipiente donde lo vas a servir con hojas de lechuga para conservar mejor la mezcla. Introduce el aguacate, salmón y mozzarela en el tupper o en la fuente y espolvoréalo con piñones. Alíñalo a tu gusto y… a la playa!

3.- Boquerones a la Playea

Ingredientes: boquerones; huevo; harina.

¡Vale! Confieso que son los boquerones rebozados de toda la vida. ¿Por qué llamarlos boquerones “Playea”? Porque te voy a revelar el secreto playero milenario para rebozarlos de mi hermana Susana… ¡Allá va! Limpia los boquerones si son grandes o, si son más pequeños, déjalos tal cual están, pero lávalos igualmente. Bate un huevo y reboza los boquerones en el huevo masivamente. Busca una bolsa de plástico y, muy importante, comprueba que no tiene agujeros. Esto podrás hacerlo hinchándola como un globo y comprobando que no hay fugas. Añade la harina de rebozar en el interior de la bolsa y a continuación, los boquerones. Cierra la bolsa para que no se escape nada, ínflala de nuevo y… ¡¡maracas playeras!! Somete la bolsa al vaivén de estas maracas improvisadas, porque estarás rebozando los boquerones en un pis-pas, a la vez que el rebozado quedará homogéneo y fino: perfecto!!

Fríe los boquerones y a playear con ellos!

4.- Playates (tomates de playa)

tomates playeros ricos

Ingredientes: tomates pequeños (que puedan ser zampados en dos o tres mordiscos. Y de la zona mucho mejor aún), ½ cebolla, 2 huevos, 2 patatas y unas latitas de maíz, guisantes y mejillones en escabeche. Mahonesa.

Lava bien los tomates y déjalos preparados hasta el final. Mientras tanto cuece los huevos para ponerlos duros y cuece también las patatas. Prepara la cebolla, picándola, y júntala con el resto de ingredientes, es decir: el maíz, los guisantes y los mejillones (o si prefieres, gambas peladas), que trocearás. Corta los huevos duros en dados muy pequeños y haz lo mismo con la patata cocida, añadiéndolo a la mezcla junto a la mahonesa.

Corta con un cuchillo afilado la parte superior del tomate y resérvala. Con ayuda de una cucharilla, vacíalo todo lo que puedas (guarda el contenido para el desayuno del día siguiente, o para hacer un sofrito tomatero) y, con la misma cucharilla, rellena los tomates con la mezcla. El fin de la obra es tapar de nuevo el tomate lo mejor posible con la parte que habíamos reservado, para que parezca un tomate que no ha sido tocado. Y así tienes listos los Playates!

5.- Emplayadillas

Ingredientes: Masa de empanadillas (si quieres hacerla tu, puedes, pero te llevará más tiempo y no será por tanto una receta playera). 1 huevo, 2 tomates, 2 latas de atún (depende del volumen que quieres hacer), 300 gramos de mozarella.

Pica fino con un tenedor el atún y mézclalo con el queso en un recipiente. Pica también el tomate en dados muy pequeños y mézclalo con el resto de ingredientes, junto al huevo, muy picado, que previamente has hervido para ponerlo duro. Puedes ponerle también aceitunas si os gustan.

Rellena la masa de empanadillas y ciérrala, comprimiendo los bordes con un tenedor. No las rellenes mucho porque si no al freírlas se abrirán y el contenido se expandirá por tu sartén, contaminándolo todo. Puedes darle la forma que desees a tus empanadas: semicirculares, cuadradas o en forma de estrella de mar! Sigue las instrucciones de la masa para freírlas, pues a algunas les viene bien pintarlas con yema de huevo antes de meterlas en el aceite. A comer emplayadillas!!

6.- Suflé de playahoria.

zanahorias

Ingredientes: 12 zanahorias, 2 latas de atún y 3 huevos

Corta y la va las zanahorias pelándolas para quitarles todas las impurezas e imperfecciones. Mételas en agua hirviendo y cuécelas hasta que estén blandas. Mezcla las zanahorias con las dos latas de atún y los 3 huevos y bátelo todo: lo mejor es con un turmix o similar, pero estando en la playa, con lo que tengas.

Mete la mezcla en moldes de flan, de magdalenas, o en vasos pequeños. Y mételo en el microondas a la máxima potencia. Dependerá del tamaño del molde, pero con el tiempo, la masa cuajará como si hicieras una especie de tortilla y te quedará con la textura de un suflé. Y todo muy rápido y fácil!!

7.- Macedonia en chispeante salsa playera.

Ingredientes: melón, sandía, 2 melocotones, fresones, 2 peras y 2 manzanas. 1 yogurt griego y 1 bolsa de petazetas (si la encuentras: si eres muy joven, hace 20 años era una chuche que se puso de moda, que al meterla en tu boca saltaba y chispeaba dentro en contacto con la saliva).

Pela la fruta y córtala en tacos pequeños, al gusto (y al gusto también las frutas que más os gusten y que quieras usar en la macedonia playera). Añade el yogur griego y mézclalo todo. Mételo en la nevera (la de la cocina o la portátil, si vas a la playa). Reserva el “petazeta” para cuando vayas a comerlo, momento en el que lo añades, o mezclas todo y… a disfrutar el sabor chispeante del verano!

¿Te han gustado? Todas son recetas que pueden hacerse en menos de media hora y que es fácil que te lleves a la misma playa. Disfruta de la playa, haz algo de ejercicio y come sano… ¡Y comparte si te ha gustado!