Neskowin

Troncos visibles en la playa de Neskowin

Playea viaja a Estados Unidos para dar a conocer una de las playas más curiosas del mundo. Era invierno de 1998, una serie de tormentas golpeó la ciudad de Neskowin, en la costa central de Oregon. El mal tiempo desenterró lo que hoy se conoce como el ‘Bosque fantasma de Neskowin‘, restos de un antiguo bosque de abeto sitka. Los expertos consideran que estos árboles tienen una antigüedad de 2000 años y cuando estaban vivos rondaban los 60 metros de altura.

Los científicos creen que el bosque fue destruido en última instancia como consecuencia de un terremoto o un tsunami ocurrido entre los años 1680 y 1720 y, finalmente, los restos quedaron enterrados profundamente. Cuando la supuesta ola cargada de sedimentos arrastrados retrocedió, la madera de los árboles se conservó bajo la arena hasta que, una vez desenterrados, se mantuvieron fosilizados.

Neskowin-playea

Los restos del bosque se observan mejor con la marea baja en invierno

Los viajeros que visitan este antiquísimo bosque surgido en la playa se quedan atónitos ante el paisaje imposible. El centenar de troncos que resisten estoicos fascinan a los visitantes por su aspecto inquietante.

Las raíces y troncos de la playa de Neskowin se observan mejor con la marea baja en invierno. La playa se encuentra al oeste de EEUU.

+ Si lo tuyo no es el misterio y eres más de las playas de España, visita el Mapa de costas de Playea o el Buscador de la playa de tus sueños.