Los castillos de arena son un clásico del verano en cualquier playa que se precie. Desde el típico monolito hecho con cubos y palas infantiles hasta los grandes monumentos que dejan boquiabiertos a bañistas y paseantes. En Playea nos hemos metido en harina (más bien en arena) y te vamos a dar las claves para ser el artista del verano a orillas del mar con tus castillos de arena. En tus manos está ser Norman Foster o Santiago Calatrava.

castillos-de-arena-playaLa playa en la que vayas a levantar tus primeros castillos de arena es muy importante. Tiene que tener bastante arena y, a ser posible, no contar con muchos niños cerca, ya que tienen tendencia a destruir los castillos. ¡Cómo se las gastan!
Si tienes dudas sobre qué playa elegir, desde Playea te echamos una mano con este mapa de las costas.

El siguiente paso es contar con buenas herramientas y formar un equipo. A los quioscos y establecimientos que están cerca del mar nunca les faltan cubos, palas y rastrillos para hacer castillos de arena. El equipo humano también es importante. Un reto a tener en cuenta es el momento de buscar y hacerse un hueco en la arena. Deberás dejar espacio para el propio castillo como una zona para los que participéis.

Con todo lo anterior hecho, solo queda empezar a construir los castillos de arena. Lo fundamental es conseguir una base sólida, porque las casas no se empiezan por el tejado. Sin una base sólida el castillo se vendrá abajo en poco tiempo. Puedes conseguir esta base haciendo presión con las manos, presionando con las palas o bien pisando fuerte.

castillos-de-arena-playea

Es hora de ponerse a construir… Según los expertos en castillos de arena, existen dos técnicas: Por módulos o esculpir.

Por módulos es muy sencillo. Simplemente llena los cubos hasta arriba de arena húmeda, presiónala y vuélcalo en la arena para formar pequeñas torres. Las murallas las puedes hacerlas con las manos, juntando arena y levantando las paredes que unan los diferentes bloques de torres.
castillos-de-arena-playas

La otra opción es esculpir cual Miguel Ángel. Primero tendrás que juntar mucha arena húmeda y apilarla. Necesitarás tanta arena como altura quieras conseguir. Es decir, debes formar una masa homogénea y a partir de ahí ir quitando arena y dando forma. Se debe echar agua en la arena para que ésta apelmace y no caiga. Recuerda que siempre se debe esculpir de arriba a abajo.