“¿Cómo perder peso rápido y con tareas cotidianas?” Es la gran pregunta que acecha cuando lucen los primeros rayos de sol de la primavera. En Playea recopilamos consejos sobre cómo perder peso para ayudarte con la operación bikini.
Antes de los consejos, debes tener en cuenta que perder peso no es una tarea de dos días, sino un proceso de compromiso y constancia en el que la alimentación y ejercicio físico serán la clave del éxito (…o del fracaso). Si no tienes en cuenta esto te recomendamos que vayas a hacer la operación bikini a Lourdes. Te indicamos el camino:

Limpiar y fregar, todo es quemar
Las tareas del hogar pueden ser aburridas y monótonas, pero si sirven para quemar energía, bienvenidas sean.
– 150 calorías: Dedica media hora a fregar los platos o pasas la aspiradora.
– 130 calorías: Una limpieza a fondo del aseo.
– 130 calorías: Limpia el coche
– 110 calorías: Media hora barriendo, fregando el suelo o quitando el polvo de los muebles.
– 100 calorías: Pon los brazos en marcha y dedica media hora a limpiar las ventanas.

 

Quema, roza, ama… (A lo ‘Come, reza, ama’)
– 1 caloría: Sí, solo una, pero es una actividad poco cansada que puedes practicar en cualquier momento y en todos los sitios. Hablamos de besar. Dale a la lengua y gasta energía.
– 270 calorías: Practicando sexo se puede quemar hasta 270 calorías. Cómo perder peso de forma tan divertida.

 

Quema en la pista de baile
– 350 calorías: El baile consigue que el cuerpo queme hasta 350 calorías en una hora… imagina toda una noche moviendo las caderas. Modera el consumo de bebidas azucaradas o alcohólicas, ya que al final no te compensará el ritmo de tu cuerpo.

 

De tienda en tienda y quemo porque me toca
– 250 calorías: Quizá sea la opción más cara que proponemos desde Playea, pero es que ir de compras al menos una hora se pueden llegar a consumir 250 calorías. No solo ir de compras de moda, también se puede ir al supermercado, a la pescadería del barrio, a una librería… Recuerda que si vas en coche no cuenta.

 

El juego de cómo perder peso
– 600 calorías: Puedes quemar el doble que practicando sexo si dedicas una tarde a jugar a la cuerda, al balón o corriendo detrás de tus hijos, sobrinos… Prohibido merendarse con ellos un sandwich de Nocilla.

 

Y nunca lo olvides:

“No somos sólo cuerpo o sólo espíritu, somos cuerpo y espíritu a la vez”
George Sand