La increíble playa de Vega Baja (Puerto Rico), tiene olas de 10 metros y a la vez, bañistas despreocupados. ¿Sabes cómo es posible esto?

Como lo lees. Hay playas por el mundo tan diferentes y que ofrecen espectáculos naturales tan únicos que no podríamos cansarnos de recorrerlas y vivir experiencias diferentes.

La playa de Vega Baja, en Puerto Rico, permite que se acerquen olas de hasta 10 metros mientras que los niños juegan con su cubito de arena y su pala, los bañistas toman el sol, leen su libro sobre la toalla, juegan a las palas o beben mojitos en el chiringuito.

Los más despreocupados dan la espalda a semejantes moles de agua, que llegan con toda su fuerza. ¿Cómo es posible esta maravilla y a la vez no vemos en los periódicos muertes diarias que se producen aquí?

La respuesta la tienes en este vídeo que desde Playea queremos compartir contigo. Si alguno de nuestros playeros visita este lugar, esperamos todo un reportaje gráfico para que lo compartas con nosotros. Eso si: ten cuidado de que una de estas terribles olas no te atrape…

 

Como has visto, el truco está en que la playa tiene una barrera de roca que protege del fuerte oleaje. Eso permite disfrutar de una playa estupenda… ¡con toda la tranquilidad!