El Kitesurf y Lanzarote están unidos inevitablemente

Las condiciones climáticas excepcionales de Lanzarote permiten la práctica de numerosos deportes acuáticos marcando tendencia el Kitesurf. Hacemos zoom sobre esta actividad, una forma de vida para muchos apasionados del mar.

Lanzarote: un verdadero paraíso exótico

En Lanzarote la temperatura del agua no desciende nunca por debajo de 18°C. A ese termómetro se une la belleza y su privilegiada posición geográfica, en las Canarias orientales, expuesta a vientos medios. Se reúnen todas las condiciones que son indispensables para la práctica del Kitesurf, y son muchos los que se inician en esta actividad, especialmente a final del año, que en la península el invierno campa a sus anchas. Son varias las escuelas de Kite que son visitadas para empezar con esta actividad. Con formación a medida para quien desea aprender, hay una escuela de Kitesurf en Lanzarote que propone cursos para principiantes, para niveles intermedios y para niveles avanzados.

¿Dónde practicar el Kitesurf en Lanzarote?

Tener vacaciones practicando surf en Lanzarote te permite disfrutar de lugares aún poco conocidos por los turistas. Con sus innumerables playas dedicadas al Kitesurf, el parque natural de Caleta de Famara atrae a los enamorados del surf. Con el mismo concepto que una escuela de surf o una escuela de buceo, la escuela de Kitesurf se sitúa al borde de mar, a un escaso centenar de metros del agua. En la Caleta de Famara las playas ocupan una decena de kilómetros del litoral y dejan mucho espacio para la práctica de este deporte poco conocido aún, en compañía de entrenadores profesionales.

Los novatos se forman con el objetivo de conseguir que cada uno controle su cometa y el impulso del viento tanto sobre el mar como sobre la playa. Cuatro días suelen ser suficientes para una completa iniciación, con unas dos o tres horas de curso al día, ofreciendo promociones a lo largo del año.

Gracias a Teco por la fotografía que encabeza esta entrada