¿Imaginas lo que pasaría si tu coche se cayera al mar?

 Y es que  la vida nos pone a prueba y no siempre estamos preparados para salir airosos. Y además, es imposible estar preparados para todo. Eso si: si queremos meternos con nuestro coche en el mar, es mejor que prestemos atención al siguiente vídeo que te trae Playea:

Se trata de un coche anfibio capaz de rodar por el asfalto y navegar por el mar: no es una grandísima novedad este tipo de coches, pero si lo son su enorme potencia de 300 CV, que le permiten navegar a 70 Kmph. La autonomía del “Watercar Panther” (que así se llama el angelito), en carretera es de 100 kilómetros y alcanza los 130 Kmph con un depósito de casi 100 litros, lo que quiere decir que consume tanta gasolina como el Dios Baco consumía vino. Eso sin hablar de los 100.000 euros (135.000 USD) que cuesta el capricho playero.

En cuanto a su vídeo promocional… ¿que deciros?: que si te haces con alguno de éstos coches, te recomendamos rodar a otra velocidad por las dunas, por respeto a posibles veraneantes y a la propia naturaleza. Y también que no parece muy espontáneo que al abrir la puerta se suban dos chicas superplayeras, porque el coche/barco tiene capacidad para 5 en total… ¿porqué entonces no se lanzan todos al abordaje?

Como ves, la playa es tan atractiva y lo que la rodea es tan amplio que es difícil que no haya algún objeto, servicio, idea… que no tenga su adaptación al mundo playero. Y eso nos gusta porque… ¡nos encantan las playas!