Te invitamos a ver el vídeo que demuestra cómo un perro puede ser un playero de primera

España es uno de los países con más playas de Europa (en Playea las tienes: ¡¡más de 3.400!!). Así que tenemos un patrimonio playero espectacular, con playas de todos los tamaños y colores… pero solamente 40 playas adaptadas y/o autorizadas oficialmente como playas para perros.

Esto significa varias cosas: que los dueños de perros que quieren irse de vacaciones no van a tener mucho donde elegir si quieren tener la tranquilidad de viajar a la playa en compañía de sus leales amigos. Plantar la toalla perruna puede ser toda una proeza en playas masificadas de peludos. Como la legislación que se aplica finalmente es local (la definen los ayuntamientos en última instancia), toda esa información tan necesaria está dispersa y nada clara o fácil de identificar.

Creemos que en Redcanina.es saben muy bien lo que esto significa, pues en España es el portal de referencia en el mundo de los perros.

Por eso en Playea hemos querido hacer un trabajo de recopilación que hoy da sus frutos y ponemos a tu disposición y a la de todos los player@s la base de datos de playas perrunas más completa que hay en España. Y aún tenemos alguna más que iremos incorporando en los próximos días y que aún estamos validando con las administraciones.

En Playea ofrecemos estos datos para la reflexión: Italia, Francia o Gran Bretaña tienen 120, 190 y 350 playas preparadas para perros, respectivamente (y en Gran Bretaña hay 450 más donde se permite el acceso con restricciones). Son muchas más que en España, y más teniendo en cuenta la cantidad de playas que tenemos.

¿Podemos convivir con los perros en una playa? Fíjate bien en este vídeo y verás cómo ellos también pueden ser grandes playeros (por cierto, nos gusta mucho cómo termina el vídeo con “Samu”):

El hecho de que no haya una legislación clara, una norma flexible que proteja la convivencia, así como una uniformidad que defienda los derechos de todos (incluyendo los de los perros y sus dueños) para disfrutar de una playa en las mejores condiciones, hacen muy difícil que a pesar de haber perros educados y dueños responsables se facilite que todos sepamos lo que hay. Y partimos de esa base: perros educados y dueños responsables, como partimos de la base de player@s con las mismas condiciones. Y sólo desde ahí, podremos construir.

Tenemos playas fantásticas y en enorme cantidad y calidad, con espacio para todos: sobre dos patas o sobre cuatro, te gusten los perros o no, seas o no dueño de uno, seas alérgico a su pelo o te den miedo, que ese también es un derecho. Busquemos la manera de poder disfrutar todos del sol, de la arena y del mar. ¿Sería posible?

La foto que encabeza esta entrada se la debemos a Camila Urrea, que retrata a su mascota perruna.