Una GUÍA en 7 pasos que te permitirá ir a la playa con todo a tu favor

 

A la hora de organizar cualquier viaje es muy importante poder afirmar que has pensado en todos los detalles e ir con la tranquilidad que da saber que no se te escapa nada.

Olvidar algún detalle puede obligarnos a perder tiempo rectificando sobre el terreno o puede suponer un gasto adicional, al tener que comprar algo que hemos olvidado en casa. En el peor de los casos, tener un disgusto y volver con el cubito de playa entre las piernas.

En Playea queremos utilizar la experiencia de nuestros usuarios y la nuestra propia, y con ellas hemos elaborado esta guía. Si la repasas y organizas tu viaje con ella nadie te asegura que tus vacaciones playeras serán excepcionales, pero si que, al menos, reducirás al máximo los imprevistos.

¡Aquí la tienes!

1.- Elige la playa base alrededor de la cuál te moverás.

sol playa 1Para ello tienes Playea.es. Elige cuidadosamente la playa de España que más te atrae, utilizando aquellos detalles que harán que la playa que encuentres sea la playa que necesitas: ¿ambiente familiar o relajado?, ¿aislada o cercana a algún lugar?, ¿con mascota o sin ella?, ¿con chiringuito o sin él?… Tienes 35 parámetros para elegir y filtrar.

 

 

2.- Asegúrate el Alojamiento

6805953999_15e006e7b4_z

Ya tienes elegida la playa ideal. Ahora sólo tienes que encontrar dónde alojarte. Para ello y si no conoces a nadie que te pueda “prestar” su casa durante unos días (la opción más económica), tienes enlazado en la ficha de tu playa de Playea los hoteles, apartamentos, campings y casas alquilables más cercanas a esa playa concreta. Desde Playea puedes enlazar así con Booking.com y realizar tu reserva con toda la antelación y mejores precios posibles. Si vas a un hotel o similar no hay problema, pero si no, asegúrate de si necesitarás sábanas/ mantas, saco de dormir o toallas. Llévalas contigo si no las tienes en destino. Las hay estupendas y ligeras para viajar.

3.- Organiza el transporte.

Escarabajo

Puedes viajar en tu vehículo particular, o compartirlo con amigos, familiares o alguna de las aplicaciones para compartir coche que hay en el mercado (nos encanta blablacar.com). También puedes utilizar otros medios de transporte como el avión, el tren o el autobús, dependiendo del destino, de tu presupuesto, de tu compromiso con el medio ambiente…

Considera también si vas a necesitar desplazarte en tu lugar de destino. Para ello, en la ficha de Playea de tu playa encontrarás, a través de rentalcar.com, los lugares donde alquilar un coche más cercano a la playa que has elegido. Así de fácil.

También debes tener en cuenta si querrás moverte o no en bicicleta, por ejemplo, o si querrás reservar o alquilar barco para realizar alguna excursión. Anticípate por internet.

4.- Prepara tu equipaje.

snorkel_pixabay_com

No olvides lo esencial para ir a la playa: chanclas, gorra/ sombrero, bañador y toalla son el full equip. Dependiendo de cómo sea la playa, quizás necesites calzado sumergible si la playa es rocosa. Y dependiendo de la temperatura, quizás necesites algo de abrigo por la noche.

No olvides los objetos playeros que más utilices: bolsa o mochila de playa, sombrilla, gafas de sol, bote o recipiente estanco para llevar dinero a la playa, pantalones cortos, camisetas, flotador,… Tampoco tu ropa deportiva y material si vas a hacer deporte, como zapatillas y ropa de correr, aletas y gafas de buceo, palas de paddle,… Por supuesto, tampoco conviene olvidar todo aquello relacionado con tus hobbies favoritos: tu libro, punto de cruz, crucigramas, revistas, material de fotografía (cámara, cargadores o tarjetas revisadas).

Esencial, como no: tu cartera con tu DNI, carnet de conducir, otros documentos, gafas, móvil cargado (llévalo cargado el día del viaje!)… así como la tarjeta de crédito y algo de efectivo, que vamos a disfrutar de la playa y algún lujo nos daremos. Un truco que te ofrece Playea es el escanear el contenido de tu cartera, o hacerle fotos, y enviártelo por email o guardarlo en Dropbox por si la pierdes.

5.- Botiquín específico.

5616110889_c700f1b1d6_q

Aunque en España siempre encontrarás servicios médicos en casi cualquier lugar, así como alguna farmacia cercana donde adquirir lo que necesitas, y aunque en Playea abogamos por evitar la auto-medicación, será útil si llevas a mano algún medicamento como crema para picaduras de avispas/medusas, anti-inflamatorios, anti-diarreico, dolor de cabeza, aspirina, tiritas… y, FUNDAMENTAL, una crema protectora solar adecuada al nivel de tu piel y a lo expuesta que ha estado al sol. Para ello y para los temas de salud playeros, te recomendamos echarle un ojo a la campaña de Cruz Roja “Quiérete mucho“. No olvides profilácticos si los usas (y que estos se estropean con el calor), así como la medicación que tomes habitualmente, unas buenas gafas de sol y protección para tu cabeza al sol.

6.- Playeo sobre el terreno.

PlayeaAsegúrate de que tu versión de la app de Playea, sea sobre IOS o sobre Android, es la última. No nos cansamos de actualizarla y con ella sabrás, cada mañana y antes de llegar a la playa, si las olas te permitirán tener el baño que buscas o si la temperatura del agua ha bajado. Con más información como esta, puede hacerse necesario que cambies tu rumbo esa mañana y te dirijas a otra playa cercana alternativa donde las condiciones para el baño o tu disfrute playero son mejores.

7.- La mejor actitud playera, tiempo y ganas de disfrutar.

Foto de Arkangel

Foto de Arkangel

Vamos de vacaciones. Como nos contaba Dana hace unos días, una playera recién llegada a Fuerteventura… “mi amor: la playa no se va a ir”. Es decir: sonríe, disfruta, relájate, no des mucha importancia a las cosas que no la tienen, ten paciencia en los atascos playeros, haz deporte, come bien (y date si quieres algún homenaje), descansa, trasnocha, ama, queda con amigos, baila y canta, nada, enseña, besa y abraza, muéstrate, fíjate en las pequeñas cosas…

Participa en las actividades programadas: antes de ir o cuando llegues, contacta con el ayuntamiento o la oficina de turismo y pregúntales por las actividades programadas en la zona: conciertos, festivales, deporte, actividades en la playa, escuelas de verano, gastronomía, historia…

Nada que no podamos hacer todo el año, pero ahora… ¡no podemos decir que no tenemos tiempo! ¡A playear!

La foto de portada es de Julio César Cerletti