¿Sabes porqué es blanca la arena de la playa de tus sueños?

 

No recuerdas una playa sin arena y es la arena la que nos hace fácil el andar descalzos o con la que hemos jugado desde pequeños, pero… ¿Porqué cambia su color? O más bien… ¿de qué está compuesta?

El mar vapulea todos los días, poco a poco (o con muchísima fuerza), lo que se encuentra por delante. Y además de a nosotros cuando nos pilla desprevenidos, lo que tiene más a mano parta desahogarse es la zona de rocas con la que se enfrenta. Pues bien: esa roca está compuesta de minerales. En general, lo que más abunda es el sílice en forma de cuarzo, pero también otros minerales y rocas como el feldespato, areniscas, arcillas, granitos, yesos, o gneises.

Cada roca tiene una composición de minerales y cada mineral tiene un color característico, así que la arena de la playa será del color del mineral predominante en la roca a partir de la que se formó. Cuarzos, cuarcitas, yesos… ¡arena blanca! Basalto, obsidiana, blenda… !arena oscura! Pero si fuera así…, ¿porqué hay arena blanca en playas con rocas negras? ¿Qué misterio es este?

Muy sencillo: el mar golpea y arrastra los trozos que arranca para seguir golpeándolos hasta hacerlos más o menos finos (según el tiempo durante el que la roca es golpeada, la fuerza del mar, la fuerza de aquello con lo que roza…). Después, esa arena se va depositando (si la dejan) y son las corrientes y las olas quiénes van llevando la arena de un lugar a otro… hasta que el mar encuentra dónde dejarla: ¡tu playa!. Por eso, y aunque tú veas las rocas de un color, la arena de tu playa puede venir de un depósito bajo el mar. ¡Y además estar mezclada con arena de otros sitios! Sin embargo y por lo general, el color de la arena será parecido al de las rocas de los alrededores.

¿Y porqué decimos que la arena de tu playa soñada es… caca? Es decir: mierda, cagada, excremento, heces, … ¡puaj!

La mayoría de la arena blanca y fina que imaginamos en playas paradisíacas tropicales viene del coral pulverizado. ¿Y sabes por dónde ha pasado antes ese coral?

Pez Loro_Ramón

Peces Loro. Foto de Ramón

Así es: en enormes cantidades ha pasado antes por el estómago de algunas especies de peces, especialmente el pez loro, que se alimenta de coral. Por eso podemos decir que la mayoría de la finísima arena blanca de las playas tropicales que tanto soñamos, y donde nos encanta tumbarnos y jugar es… ¡una caca!