Propósitos para tener un feliz año playero

Si!! Se acerca el año nuevo!! Es algo más que un rumor. Es un momento para los propósitos de año nuevo. Para hacer balance de lo que hemos hecho y de lo que hemos dejado de hacer durante 12 meses. De si hemos cubierto nuestros propósitos del año que acaba o de cómo hemos orientado nuestra vida para ir en la dirección que queremos… ¡¡si es que tenemos alguna dirección!!

Si eres de los que lo planifican todo, de los que el fin de año te pilla entre cena de empresa y cena de empresa, cena de amigos o viceversa, sin tiempo para nada. Y ante todo… Si eres player@!!

En esta rampa final del año en el que el frío invierno que tenemos encima nos hace añorar la playa y que estamos preparando nuestra lista de planes e ideas para el año nuevo, aquí va nuestra lista de los 10 propósitos de playa que todo playero y playera debe proponerse en 2015.

Será una guía; un faro de cómo orientar nuestro impulso playero a lo largo del año. Tómatelo en serio!!  😛

1.- No volveré a pasar un frío invierno sin irme a la playa

Porque el mundo es muy grande y, sino, siempre nos quedarán las playas de Canarias como a otros les quedaba París… Haz un esfuerzo porque merece la pena salir de tu ciudad con cara de pingüino y llegar a un destino playero con tu blusa o camiseta de palmeras y flores con ganas de comer coco…

2.- La Semana Santa no la perdono

Quizás la perdonaras este año: ¡¡error!! El sol empieza a brillar con fuerza y el agua empieza a invitar al baño. Es un momento perfecto para declarar clausurado el invierno y así moverte de forma natural entre las estaciones.

Recuerda lo largo que se te hizo la llegada del verano 2014 por no hacer una escapadita.

3.- Si la economía no me ayuda… en julio y agosto buscaré el apartamento o casa de algún conocido y pediré “asilo playero”

No nos engañemos. Si no tenemos medios para ir a un hotel o a alguno de los alojamientos playeros que se ofrecen en temporada, pedir “asilo playero” debería ser casi un derecho constitucional. Otra cosa es que nos digan que no, pero eso ya lo teníamos. Por otro lado, el concepto es importante: pedir asilo playero significa tomarte unos días de playa low cost, no pegarte un mes en casa de tu amigo o familiar vaciándole la nevera… ¡podría dejar de serlo!

En cualquier caso, no te permitas otro año sin meter un dedo en el mar sabiendo que puedes recurrir a este derecho playero.

4.- Usaré protector solar y sombrero para protegerme

Por favor: propóntelo (propónselo) en serio este año nuevo. Ese color rojo intenso que cogiste este año no te favorece: cuando estirabas tus brazos y ponías tus manos como los clicks de Famobil, podías ser confundido con un cangrejo. No es verdad que luego se “convierta en moreno”. Es mejor tomar el sol poco a poco y proteger tu piel.

Y como sabes, se lleva lo vintage. Es el momento ideal para sacar esa pamela de los años 60 que llevaba tu abuela o esa gorra de flores que te recuerda a la que llevaba alguno de los soplones de Miami Antivicio y, desde ya, pensar en ir a la moda la próxima vez que te acerques a una playa.

5.- Me permitiré hacer, al menos, un castillo de arena

Venga. No seas duro contigo. Saca el niño o niña que hay en ti y déjate llevar por el desarrollo urbanístico playero a pequeña escala. Ese que permite a una ola del mar arrasar de golpe con todo lo que has construido con arena durante toda la mañana.

Para evitarlo, recuerda que cuando eras niño o niña hacías un canal o foso de refuerzo que absorbía la fuerza de las olas y te daba una oportunidad para terminar tu obra. Siéntete como un constructor, ingeniero o arquitecto llenando la playa de túneles, puentes voladizos y demás soluciones constructivas.

6.- El chiringuito está ahí, me llama: no puedo ignorarlo

Es como el influjo de un mago que te atrae con su seductora presencia, que te envuelve en sus aromas y te rodea con su ruido playero. Algo hace que te estremezcas y que sientas una punzada en el estómago y una gran sequedad en la garganta. Y esas sensaciones hacen que tu deseo crezca y crezca hasta hacerse insoportable y sentir que es necesario saciar tu hambre y sed playeros… Justo en ese momento, sabrás que ha llegado el momento de salir del agua o de dejar de tomar el sol, para batirte con el resto de playeros cual caballero o malandrín (lo que prefieras) de Juego de Tronos,  y conseguir el ansiado tesoro de tu cervecita, refresco y ración de calamares.

7.- Usaré la app de Playea para sacar más jugo de mis días playeros

 ¿¿Qué voy a decirte??  🙂  Que en Playea estamos trabajando ya para el año que viene y estamos preparando muchas sorpresas que esperamos que te gusten. Tenemos muchas ideas y objetivos pero, sobre todos, queremos reforzar tu experiencia playera mejorando y creciendo, para que nuestra app y nuestra web hagan que merezca la pena que sigamos ocupando el valioso espacio de tu móvil o de tu navegador: más playas, mejores búsquedas, más experiencias, mejores contenidos…

Tenernos junto a ti en la playa, tumbados en la arena, queremos que sirva para que tu playerismo sea más auténtico.

8.- Compartiré una travesura playera: enterrar en la arena, salpicar con las olas, bucear bajo las piernas de alguien…

¿Cómo no? La playa es un lugar donde hacer muchas cosas pero, sobre todo, lo mejor que podemos hacer en ella es compartir experiencias con los que nos rodean y compartir risas y diversión.

Tampoco significa esto que hagas aguadillas, trampas en la arena, grafitis en el cuerpo de los durmientes playeros, pintándoles con protector solar… Hablamos de disfrutar sanamente de la compañía playera que tengamos aunque… venga: ¡¡de acuerdo: lo del grafiti me lo apunto!!  😉

9.- Haré algún deporte playero: buceo, vela, paseo playero, cometing, …

Eso es. Es genial ir a una playa y tumbarte bajo la sombrilla, desplegar tu libro y devorarlo entre estertores de placer y convulsiones playeras. Pero no negarás que un poco de acción, teniendo en cuenta que tienes tiempo libre no es algo recomendable.

Proponte este año 2015 hacer algún deporte playero, especialmente nuevo. Para aprenderlo. ¡No te imaginas las cosas tan curiosas que pasan debajo del agua mientras nosotros estamos mirando las gaviotas! ¿Conoces la sensación de virar el timón y que una vela barra la cubierta mientras la brisa te acaricia las mejillas? O, simplemente: ¿sabes cómo y dónde termina la playa donde estás? ¡Lo tienes al alcance de un paseo!

10.- Diré “te quiero” a alguien en la playa, y lo escribiré sobre la arena

Y como hablamos de compartir experiencias y sensaciones playeras, no hay nada mejor que recordarte que sientes amor por alguien: tu familia, tus amigos, tu mascota… ¡Por alguien! Y nada mejor que aprovechar el escenario de una playa para decirlo. Y si lo escribes en la arena… ¡¡wow!!

En Playea te queremos. Y queremos que el año 2015 esté lleno de felicidad playera y que lo disfrutes y lo sigas compartiendo con nosotros… Tienes 10 propósitos para que el año 2015 sea playero total!!