Estamos seguros de que el jabalí que apareció por la playa de Seselle, en Ares, el sábado pasado antes había visitado Playea para escoger la playa que mejor se ajustase a sus gustos.

Lo cierto es que el animal parecía esta totalmente relajado y a gusto, cosa que probablemente no les pasaba a los asustados bañistas que coincidieron con él.

Fuente: La Voz de Galicia

Noticia Original: Un jabalí, entre sombrillas y toallas en una playa de Ares