Las playas para perros se han extendido por todo lo largo y ancho de las costas españolas en los últimos años. Cada vez más ayuntamientos se suman al movimiento ‘pet friendly’ y acotan zonas de playas para que los bañistas puedan acudir con sus canes. En Playea os ayudamos a preparar el kit playero para que a las mascotas no les falte de nada en sus días de sol y tumbona en las playas para perros.

playas-para-perros– Mochila o cesta
Si nosotros llevamos nuestros objetos personales guardados y ordenados en una mochila o en una cesta, ¿por qué ellos no? Será más cómodo a la hora de buscar sus cosas y las nuestras.

– Correa y collar
Siempre fundamental allá donde vayas con tu mascota. Si no es muy obediente o es una raza inquieta, lo mejor es tenerlo atado junto a nosotros para que no moleste a otros bañistas.
Además, desde Playea te recomendamos que para ir a las playas para perros tu mascota lleve otro collar que el que utiliza a diario, ya que el agua salada lo dañará y, una vez que os marchéis de la playa, la sal hará que le pique la piel. Jamás le dejes sin collar para que se meta al agua, pero sí debes quitar la correa para evitar que se enrede o enganche con algo.

playas-para-perros– Bolsas para excrementos
Que vayas a playas para perros no significa que pueda reinar el mal olor y la basura. No olvides llevar bolsas para recoger las cacas.

– Sombrilla y toalla
Sí, como si fuera un duque. Si compartes sombrilla con tu mascota es muy posible que ella se ponga a sus anchas y acabe ocupando tu sitio. Lo ideal es plantar una sombrilla junto a la nuestra para ampliar la zona de sombra y que así todos estéis más cómodos y no sufráis un golpe de calor.
La toalla no es para que se tumbe él, aunque también le puedes llevar una y acostumbrar al can a que debe reposar ahí. La idea de la toalla es para secarlo y quitar el exceso de agua con sal al salir del mar, y también sacudirle la arena.

– Comederos y platos
A lo largo de la jornada de playa tu compañero de cuatro patas querrá (y deberá) beber agua y quizá también le entre el hambre. No olvides llevar sus comederos.

– Botellas de agua y comida
Cuando el calor aprieta, los cuerpos se secan. Llevar una botella de agua para el can es muy importante, porque tendrá sed y deberás darle mucha agua. No debes olvidar este detalle, porque si no tomará agua de mar, algo que no es recomendable. Recuerda guardar algo de agua para quitarle los restos de sal y arena al salir de las playas para perros.
Asimismo, lleva un par de raciones de comida por si le apetece comer o por si la jornada playera se extiende más de lo esperada.

playas-para-perros

– Protector solar
Existen protectores solares para los animales de compañía. Se les suele echar en la zona de la nariz, sobre todo si son blancos o con la piel clara. Cuando estés organizando la visita a la playa, recuerda consultar con el veterinario qué protector ponerle (y en la sala de espera del veterinario visita el blog de Playea).

playas-para-perros– Crema para las patas
A falta de chanclas para perros (tiempo al tiempo, que ya se inventarán), lo ideal es echarle una crema que le proteja del calor que desprende la arena y así no se le dañen las almohadillas.

– Juguetes
Tu perro jamás te perdonaría que olvidaras sus juguetes en casa. No hace falta que lleves todos los que están por casa. Con un par será suficiente. Al igual que el collar, recuerda que el agua del mar puede dañar los juguetes, así que lleva alguno viejo. Y muy importante, que flote.

– Chaleco salvavidas
Desde Playea no nos jugaríamos lo de llevar a nuestro perro al mar si no estamos seguros de que sabe nadar. Pero por si las moscas, consulta con tu veterinario dónde conseguir y cómo poner a tu can un chaleco salvavidas en las playas para perros.

+Si tienes pensado ir con tu perro a practicar deporte en la orilla, consulta estos consejos Playea para correr en la playa.