Preparar la piel para el sol es importante para lucir un buen bronceado. El invierno llegó a su fin y es hora de empezar a enseñar carne. El sol ya asoma en gran parte del país y muchos se lanzarán en los próximos días a tomar el sol para broncear los cuerpos. Consigue un moreno envidiable siguiendo estos consejos de Playea para preparar la piel para el sol:

Exfoliar la piel
El frío del invierno suele perjudicar y resecar la piel. Además, el cuidado de la piel suele bajar durante la temporada invernal, ya que el cuerpo suele estar resguardado bajo capas de abrigos. Playea te recomienda comenzar con exfoliantes corporales y faciales durante las semanas previas a exponerte al sol. Este consejo para preparar la piel para el sol hará que se eliminen las impurezas y células muertas que se depositan en la superficie.

Hidratación
Con la piel limpia y libre de impurezas tras la exfoliación llega el momento de la hidratación. Utiliza crema hidratante a diario para que tu piel obtenga los beneficios que aportan sus componentes.
Hay que tener en cuenta que se deben utilizar cremas específicas para rostro y otra para cuerpo. Asimismo, es recomendable hacer uso de cremas que se adapten al tipo de piel de cada persona. No olvides que una piel bien hidratada soportará mejor los efectos nocivos del sol y propiciará la obtención de un bronceado atractivo y saludable.

Preparar la piel para el sol 1

Depilación
Donde hay pelo hay alegría …y también sombra. Una depilación uniforme hará que los rayos de sol penetren mejor en la piel. Es importante hidratar la piel de manera abundante tras la depilación, ya que la piel se puede ver dañada en mayor o menor medida dependiendo del método que se utilice.
Por supuesto, si te estás realizando algún tipo de depilación láser no debes exponerte al sol. Y en el caso de haberte sometido últimamente, consúltalo con tu especialista.

Preparar la piel para el sol 2Alimentación
Somos lo que comemos. ¿Por qué gastar mucho dinero en cremas hidratantes, exfoliaciones, etc. si luego no nos cuidamos por dentro con la alimentación? En los meses de verano es recomendable aumentar el consumo de aquellos alimentos ricos en licopeno, betacaroteno y vitamina C, como por ejemplo el tomate, la sandía, la zanahoria, la calabaza, la naranja o el limón.
Los alimentos con betacarotenos estimulan la producción de melanina (pigmento encargado de oscurecer la piel al ser expuesta al sol). Para ello, toma zanahorias, pimientos, espinacas y todos aquellos vegetales rojos, naranjas, frutos verde oscuro y amarillos.
Respecto al licopeno, su beneficio es proteger la piel del envejecimiento que le provoca los rayos solares. Para aumentar el licopeno en tu organismo debes tomar melones y tomates.
Y la soja, el té, las manzanas y ajos aportan antioxidantes (flavonoides) que ayuda a que el bronceado se fije.
Además, es muy aconsejable seguir el clásico consejo de los expertos de comer al menos cinco piezas de frutas y verduras al día, así como ingerir un litro y medio de agua como mínimo.

Preparar la piel para el sol 3Protección solar
Demasiado obvio y muy necesario es el uso de protección solar. Consulta con un especialista qué tipo de factor es el recomendado para tu tipo de piel. Las cremas de protección solar te ayudarán a evitar quemaduras graves y dañar la estructura de la dermis. Cuando estés en plena exposición al sol, aplícate protección solar de modo continuo.

 

Desde Playea te recomendamos los siguientes artículos:

+ Comida para llevar a la playa que favorece la nutrición.
+ Nunca se te debe olvidar esto para ir a la playa.