Qué llevar a la playa para que no se arruine el día por un olvido. Ese es el gran dilema que muchos playeros os planteáis muchas mañanas de veranos. En Playea os lo ponemos fácil y recopilamos los diez objetos básicos para que no falte de nada. Tomad nota.

 

objetos-para-la-playa-toalla

Toalla de playa

Toalla y chanclas
Dos fundamentales para cualquier miembro Playea. Las chanclas y la toalla no pueden faltar en la lista de qué llevar a la playa. Antes de llegar al lugar consulta en Playea si la playa es de arena o de rocas, ya que quizá las chanclas las tengas que sustituir por escarpines para no dañarte los pies. En ese caso, también puedes sustituir la toalla por puffs o bases acolchadas.

Sombrilla
En los meses de verano el sol pega fuerte y no es recomendable que nos dé directamente. Aunque seas un lagarto que te encanta ser al sol, lleva contigo una sombrilla por si no puedes soportarlo o para la hora de comer.
Al igual que con la toalla y las chanclas, procura consultar antes de llegar a la playa qué tipo de superficie es. Plantar la sombrilla en un terreno rocoso te será complicado, pero venden unas bases pesadas que son perfectas para estos terrenos. Si vas a una playa de arena, controla la fuerza del viento para que tu sombrilla no acabe clavada en tu vecino de toalla.

objetos-para-la-playa-sombrilla

Sombrilla

Crema solar
Si no quieres acabar como un cangrejo y estar con paños de agua fría al caer la noche, échate abundante crema durante las horas que estés expuesto al sol. Utiliza un factor adecuado a tu piel. Más vale que sobre y no que falte.
Si aún así, te quemas, consulta cómo curar las quemaduras solares.

Gafas de sol
Que llevar a la playa unas gafas de sol es obvio, quizá no lo es tanto el por qué. Tienen doble función. Por un lado, para no deslumbrarnos y evitar estar con los ojos achinados y con cara de sospecha constante. Y por otro, para poder mirar con discreción sin que nuestros ojos nos delaten.

Sombrero
Que no se te calienten las ideas. Con un sombrero evitarás que el sol te dé directamente en la cabeza

objetos-para-la-playa-libro

Libro

Libro
Decía el escritor inglés Arthur Helps (1813-1875) que “la lectura es a veces una estratagema para eludir pensar”. Si tu día de playa perfecto es sumergido en una historia que avanza conforme pasan las hojas, no olvides tu libro de cabecera. Evita llevar la biblioteca a cuestas, con un libro es suficiente e irás más ligero.

Juegos de playa
Si eres una persona muy activa que no puede quedarse al sol o leyendo en la tumbona, te recomendamos que lleves juegos. Desde una pelota, pasando por las palas, hasta cubos para convertirte en el arquitecto de la costa.
Antes de ponerte manos a la obra, aprende cómo hacer castillos de arena en la playa.

Agua
Si no quieres marcharte de la playa a la media hora de llegar, llévate un par de botellas de agua. Un consejo Playea para las semanas de altas temperaturas: La noche anterior de ir a la playa mete la botella de agua en el congelador (vacíala un poco antes para que no se rompa con la expansión del frío), así la tendrás fresca todo el día.

objetos-para-la-playa-tupper

Tupper con ciruelas

Tuppers
“La playa da hambre”, ¿cuántas veces has oído esta frase? Es totalmente cierta. Es muy recomendable llevar un tupper con algo para picar. La fruta puede ser un opción ideal, ya que te aportará la hidratación necesaria para soportar las altas temperaturas.
Si no sabes qué más tuppers te puedes llevar, consulta la comida para la playa que no puede faltar a un dominguero.

Cargador portátil de móviles
En los días que corren no soltamos el teléfono móvil ni para descansar en la playa. Además, el sol deslumbra y necesitas poner el brillo al máximo nivel para poder ver la pantalla, así que la batería dura menos de lo normal. Si crees que no vas a poder vivir sin el móvil encendido, no olvides llevar un cargador portátil de USB, que te salvarán de una desgracia de tal calibre y ya está en la lista de qué llevar a la playa de muchos.
Si no sabes de lo que hablamos, dí ‘Hola’ al 2016 y mira esta web.